¿Qué es CAPEX, para qué sirve y cómo financiarlo?

CAPEX es el término que representa el gasto en capital. Aunque lo llamemos “gasto” el CAPEX realmente se considera como una inversión. Esto significa que el CAPEX es la inversión que una empresa necesita para mantener o incrementar sus bienes de capital.

Los bienes de capital forman el patrimonio de una empresa. Con estos, las empresas adquieren la capacidad de producir bienes de consumo y, en consecuencia, de generar ingresos. Estos pueden ser propiedades, plantas, computadoras, maquinaría, vehículos, mejoras de las instalaciones, softwares, entre otros. Estos tienen un periodo de vida largo, y, dado que permiten que la empresa pueda producir, son vitales para las empresas.

El gasto en capital no se limita a adquirir nuevos bienes, también implica mejorar los ya existentes. El CAPEX es toda inversión que esté enfocada en que la compañía y sus capacidades de producción crezcan. Es decir, la inversión en bienes de capital no se limita a la compra de activos fijos. En realidad comprende:

Compra de activos fijos, ya sean tangibles o intangibles
Reparación de los activos fijos existentes
Mejoras o modificaciones del activo fijo

Sin embargo, sólo se considera como una inversión en activos fijos si el gasto ayuda a que el activo incremente su valor. Si sólo lo mantiene en su condición actual, entonces se considera como un gasto directo.

El gasto en capital supone una salida de efectivo. Y, como se mencionó, aunque se llame gasto, no se contabiliza como tal. Esta inversión se contabiliza a través de la depreciación. O sea, este gasto se divide en los años en que el activo es útil para cumplir el propósito para el que está destinado. Por lo tanto, el CAPEX se va a dividir en períodos a través de la depreciación.

Para comprender mejor, supongamos que una empresa decide invertir en una nueva planta. Para esto, compra una propiedad y la adecúa, para que en esta se pueda producir los bienes que posteriormente van a vender. Tanto el costo de la propiedad, como los costos de las adecuaciones, se consideran, entonces, como un gasto que se va a depreciar, por lo que no se va a contabilizar como un gasto directo del ejercicio.

¿Para qué sirve?

El CAPEX es útil, ya que da una idea de la salud de una empresa. Si una empresa tiene un CAPEX alto, significa que tiene un gran patrimonio y que se está desarrollando de manera óptima, ya que, probablemente, está adquiriendo bienes más rápido de lo que sus bienes se están depreciando.

Cuando una empresa empieza sus operaciones el CAPEX es alto, ya que la empresa tuvo que adquirir bienes de capital para poder empezar con su producción. Sin embargo, con el tiempo estos bienes se deprecian y las empresas tienen la necesidad de repararlos, mejorarlos o sustituirlos, para poder continuar produciendo y, en algunos casos, incrementar dicha producción.

Conocer el CAPEX, por lo tanto, es útil para que las empresas puedan reconocer sus necesidades y estar preparadas. En algunos casos, tendrán el capital para reemplazar o mejorar sus bienes. En otros, tendrán que recurrir a otras fuentes de financiamiento, que les permitan adquirir los bienes necesarios para mantener o incrementar su producción. Considerando esto, el CAPEX es vital para la toma de decisiones.

Hay que tener en cuenta que no todas las industrias son intensivas en capital. Aquellas que lo son, suelen tener un CAPEX más alto. Las empresas de servicios, por otro lado, suelen tener uno más bajo. Por eso, es importante tener en cuenta el giro de la empresa, para poder tomar decisiones informadas.

¿Cómo se calcula?

A través de la siguiente fórmula:
Cambio en propiedad, planta y equipo: Propiedad Planta y Equipo del ejercicio anterior – Propiedad Planta y Equipo del ejercicio actual
Es decir, el CAPEX es igual a los cambios en activos fijos más la depreciación actual.

¿Cómo financiarlo?

Para financiar el CAPEX existen las siguientes opciones:
Efectivo propio
Créditos bancarios
Arrendamiento
El financiamiento del CAPEX debe ser a largo plazo. El plazo depende del activo a adquirir. Cuando hablamos de maquinaria y equipo los plazos normales son entre 36 y 48 meses (depende de la vida útil del activo). Para inversiones en bienes inmuebles, se recomiendan plazos superiores a 5 años.
Normalmente el CAPEX es la garantía natural de los créditos.
En ArCcanto llevamos más de 16 años apoyando a las empresas a adquirir el financiamiento necesario para adquirir los bienes de capital que las impulsen a crecer al ritmo que el mercado demanda.

Otros artículos

Inflación en México

Inflación en México ¿Qué es la inflación? Seguramente has escuchado el término en muchísimos lugares sin saber exactamente qué es, aquí te lo platicaremos. La

Conocer más»

La Bolsa de Valores

La Bolsa de Valores ¿Cuándo nacen las Bolsas de Valores en el Mundo? Se dice que desde 1460 en Amberes, Bélgica ya existían negociaciones de

Conocer más»